Ir al contenido principal

Somos lo que pensamos


José García Agüero

SOMOS LO QUE PENSAMOS

SOMOS LO QUE PENSAMOS.(Y pensamos lo que queremos.)
 
Nacimos con la posibilidad de desarrollar más o menos una mente consciente.
 
Pero en la primera etapa del desarrollo humano necesitamos ser enseñados.
 
Hasta que no alcanzamos la etapa en que tomamos conciencia de que somos
responsables de lo que pensamos ( muchos no superan el haber sido manipulados ), no podemos
escoger lo que se identifica con nuestro verdadero deseo o realización en la vida.
 
La mente humana es la que permite que comprendamos que estamos vivos.
 
Nuestra posibilidad de concienciarnos de nuestra existencia tiene muchas implicaciones.
 
Es un estado más o menos amplio. Desde el funcionamiento automático o inconsciente hasta un estado consciente pleno.
 
El cerebro es la estructura orgánica que sirve de soporte para nuestra capacidad racional.
Por un lado el cerebro es el órgano que controla las funciones vitales, que no precisan de nuestra voluntad para funcionar.
Ahora bien sin embargo nuestra forma de pensar actúa en su funcionamiento.
La función del cerebro y del resto del organismo afectan las funciones de nuestra mente en mayor o menor grado.
Y la mente es en un alto porcentaje responsable de nuestra salud al afectar las funciones del cerebro en relación con su control de los distintos sistemas y aparatos orgánicos.
El estar conscientes no solo es cuestión de darnos cuenta que estamos despiertos en el vivir diario.
 
Hay grados de concienciación y eso tiene una importancia muy grande en el grado de salud de que disfrutamos.
 
Y también en los padecimientos y el desarrollo de las enfermedades que sufrimos.
 
Si comprendemos que la vida humana es la consecuencia de la unidad funcional de cuerpo, mente y espíritu, no es dificil entonces aceptar
que cualquier cosa que ocurre en nuestra persona afecta a todas sus partes.
 
Excepto las intoxicaciones, envenenamientos o accidentes, toda alteración de la salud o enfermedad es un proceso pisco-somático.
 
Debido a que la función inconsciente de nuestra mente es mayor que la consciente ( semejante al Iceberg que su parte visible es poca con respecto a su real volumen, que permanece sumergido ) puede convertirse en dominante en cuestiones de nuestro estado de salud.
 
Por lo que para poder cultivar nuestra salud natural de forma considerable, se comprende que se debe desarrollar el poder consciente, para comprender lo oculto y así desarrollar un poder controlador.
 
El poder de la mente, que depende de la forma de pensar tiene un papel definitivo en el grado de salud natural que podamos disfrutar.
 
Por lo que afirmo que la SALUD Natural se aprende. Para unos es más fácil que para otros, pero nadie puede eludir su responsabilidad.
 
Sea el que sea el tipo de enfermedad que se padezca el papel que desempeña la forma de pensar es fundamental para mejorar y curar o para aguantar si no hay posibilidades de curación.
 
Este sería el proceso en su desarrollo orgánico-fisiológico: Cerebro—Pensamientos—Neuro-transmisores—Secreciones hormonales—Reacciones bioquímicas—Manifestaciones orgánicas.
 
Se entiende que según sea la estimulación agradable o tóxica así serán los resultados de bienestar (salud) o malestar (enfermedad).
 
Los efectos orgánicos, mentales o espirituales estarán relacionados con la intensidad y duración del tipo de estimulación a que se vea sometida la persona, voluntaria o involuntariamente.
 
Que importante es, después de lo considerado, que tomemos medidas urgentes en adaptar nuestra forma de pensar a los requisitos indispensables para gozar de buena Salud Natural.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Valores. Interculturalidad

Sobre el origen de la vida y del Universo.

El panorama científico parecía entenderse en un punto común, al parecer no existían discusiones entre cristianos y agnósticos ni entre creyente ni no creyentes sobre el origen del Universo. Hasta el los libros de texto se había consensuado indicar el origen del Universo en el big bang, aquella gran explosión de materia concentrada que se disgrega en partículas que originan espacio y tiempo, creando las galaxias, los planetas y demás astros y asteroides; se forma la tierra y los microbios que dan lugar a la vida hace miles de millones de años; y después de ellos reptiles, mamíferos hasta el hombre y especies contemporáneas.

Se pensaba que el Universo tuvo bien definido este principio del que se hablaba, surge de la nada a ser algo mediante unos procesos que el hombre no acaba de comprender enteramente. Se pensaba que todo surgió a partir de ese momento inicial.



Pero esta teoría hoy día se cuestiona; y quizás no fue ese big bang el principio, quizás el espacio y el tiempo existían con …

Sacar la basura de tu mente. El camino del guerrero